Como parte de su celebración, Mario Alberto López Gámez deleitó por tres días a los habitantes de San Juan de Sabinas con bailes, música y hasta lluvia de billetes.

En México se pueden ver toda clase de situaciones entre la clase política, sin embargo, algunas de ellas continúan sorprendiendo. Un ejemplo es la mega fiesta de cumpleaños que un alcalde de Coahuila realizó, la cual él mismo nombró como “Mayito Fest”.

Como parte de su celebración, Mario Alberto López Gámez deleitó por tres días a los habitantes de San Juan de Sabinas con bailes, música y hasta lluvia de billetes, todo esto para festejar un año más de vida.

Una de las actividades, que ha sido la que más polémica despertó, ocurrió la noche del miércoles 30 de noviembre cuando inició el evento, y cientos de personas se encontraban disfrutando al ritmo de la música de “La Tropa Estrella”.

De repente, el presidente municipal subió al templete y abrió un par de regalos. Posteriormente dio muestras de su generosidad y comenzó a lanzar varios billetes, provocando que la gente se apresurara para poder tomarlos.

Según Mario Alberto, le sobraron billetes del bautizo de su hijo, por lo que iba a regalarlos, solo pidió a los asistentes tener cuidado con una mujer en silla de ruedas que se encontraba al frente del escenario. Al ver que las personas comenzaron a pelear por el dinero, decidió entregarlo en propia mano para evitar incidentes mayores.

“Acuérdense que yo soy como Antonio Aguilar; mientras más me aplauden, más gasto dinero”, dijo el alcalde.

Alrededor de la medianoche el alcalde pidió a los asistentes realizar una cuenta regresiva de 60 segundos, para que al finalizar lo felicitaran cantándole “Las Mañanitas”, acto seguido comenzó un espectáculo de pirotecnia.

Después de esto presentó un video en apoyo del subsecretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC), Ricardo Mejía Berdeja, para que se convierta en candidato rumbo a la gubernatura del estado. “Vamos por el cambio para este 2023”, dijo el alcalde coahuilense después del video.

Fue el 1 de diciembre cuando López Gámez cumplió 29 años, pero decidió extender la celebración, aunque aún no está claro de dónde provinieron los recursos con lo que realizó el evento. Una semana antes de tan opulenta celebración, invitó a las personas a asistir al “Mayito Fest”, asegurando que no utilizaría recursos del erario para realizarlo, pues él tiene con qué hacerlo.

“El evento se hace de mi parte, gracias a Dios tenemos manteca de la gruesa y aparte tengo muchos amigos”, dijo en una transmisión en vivo.

Esta no es la primera vez que el alcalde es captado en un polémico hecho, pues anteriormente ocurrió en marzo, precisamente en el bautizo de su hijo, cuando también lanzó billetes a los asistentes. En agosto fue captado paseando arriba del cofre de una camioneta de lujo mientras presuntamente sostenía una bebida alcohólica.

5/5 (1 Review)