Por: La Redacción.

Ciudad de México., a 28 de noviembre del 2021.- Durante el periodo neoliberal se destinaron 8 mil millones de dólares para reconfigurar las refinerías de Minatitlán, Cadereyta y Madero. No obstante, actualmente producen más las tres refinerías restantes que no fueron intervenidas, afirmó este domingo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“¿Entonces qué hicieron con los 8 mil millones de dólares?, pues la mayor parte de esa cantidad se la robaron”, indicó. Por medio de un video de poco más de 7 minutos que difundió por medio de redes sociales, subrayó que se trata de un tema que “me apasiona y me molesta porque son unos reverendos ladrones estos tecnócratas neoliberales”.

Durante una supervisión de las obras de rehabilitación de la refinería de Salina Cruz, Oaxaca, recordó que ésta planta es la más nueva de las seis que hay en el país, pese a ello tiene más de 40 años de antigüedad.

“A partir del periodo neoliberal se dejaron de hacer refinerías. No es casualidad, es que los tecnócratas corruptos engañaban de que era mejor vender petróleo crudo y comprar las gasolinas. Siempre he dicho que ese negocio es como vender naranja y comprar jugo de naranja; así era la política neoliberal”, expresó el tabasqueño.

Con la rehabilitación de las seis plantas y la construcción de la refinería de Dos Bocas, insistió que se busca ser autosuficientes en combustibles y producir en el país lo que se consume tanto en el sector energético como en alimentos.

Los tecnócratas “querían destruir a Pemex y CFE”, pero se rescata con los trabajadores sindicalizados y los transitorios, pero no con empresas que cobraban mucho y hacían mal el trabajo, apuntó.

Acompañado de los titulares de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de la Secretaría de Energía y de Pemex, encargados de la rehabilitación hicieron al mandatario una explicación del desarrollo de las obras.

Más tarde, en otro video grabado durante la gira de supervisión, se vio al presidente rodeado de decenas de trabajadores quienes le lanzaron porras luego que el titular del Ejecutivo insistió que buscará rescatar a las empresas del Estado de la mano de los trabajadores.

“Les pregunto: ¿vamos a seguir trabajando para ser autosuficientes en gasolina, en diésel y en todos los combustibles?, ¿vamos a seguir rescatando a Pemex?”, cuestionó con ayuda de un megáfono, ante lo cual respondieron con un “sí” al unísono.
El presidente López Obrador también supervisó junto con el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, los trabajos de construcción de la carretera Barranca Larga-Ventanilla de la autopista Oaxaca- Puerto Escondido, tramo que presenta un 72 por ciento de desarrollo.

Murat expresó la disposición del gobierno oaxaqueño para concretar tanto las obras de esta carretera como de la refinería.

El oaxaqueño consideró que el Ejecutivo federal ha dado una lección sobre que el desarrollo debe ser de sur a norte, y llegar a los que menos tienen, lo cual, recalcó, lo ha enarbolado con altura de miras y con visión de estadista.

“Más allá de la congruencia con una política energética, que el Presidente está en todo su derecho de proponer e impulsar, y que se tiene que seguir debatiendo argumentadamente, está un acto de justicia hacia una refinería inaugurada en 1974 pero que inició operaciones hasta 1979. Es una refinería que había estado varios lustros en el abandono y que requería rehabilitarse para poder cumplir eficientemente su papel en el desarrollo nacional”, concluyó el gobernador.

0/5 (0 Reviews)