Por: La Redacción.

Ciudad de México., a 28 de enero del 2024.- En un impactante incidente la madrugada del jueves en el barrio Renacimiento de Pachuca, un bebé de tres días de nacido fue sustraído de su madre por una mujer identificada como Janelly Ramírez o Nelly Janet. La sospechosa, por razones aún desconocidas, narcotizó a la madre antes de huir, dejando atrás una tarjeta que insinúa afiliación con la notoria organización criminal, Grupo Sombra.

El secuestro tuvo lugar en las primeras horas del jueves en la residencia de la familia en el bullicioso barrio Renacimiento de Pachuca.

Janelly Ramírez, amiga de la madre desde hace aproximadamente un año, la contrató para cuidar al recién nacido. Las primeras investigaciones revelan que la noche del miércoles, Janelly ofreció té a los familiares, induciéndolos a un sueño profundo. Una vez segura de que estaban profundamente dormidos, procedió a robar dinero y tres teléfonos móviles.

Dejando una nota insinuando vínculos con una organización criminal, el mensaje decía: «Aquí pasó Grupo Sombra. Esto es para los secuestradores y ladrones. No actúen como llorones. Tienen cola; no busquen, que regresaremos por todos.» Antes de irse, se llevó al bebé consigo.

Al despertar y darse cuenta de que Janelly y el bebé no estaban, la madre angustiada y los familiares informaron de inmediato el secuestro a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo.

Según la madre, Janelly es originaria de Veracruz y la conocía desde hace un año. El motivo detrás del secuestro aún es desconocido.

Janelly se describe como una mujer de entre 32 y 35 años, con una estatura de 1.50 metros, constitución robusta y tez blanca.

5/5 (1 Review)