El corredor tuvo un destacado partido en la Semana 3 y está listo para volver a Dallas
New England Patriots running back Ezekiel Elliott (15) carries the ball against New York Jets cornerback D.J. Reed (4) during the fourth quarter of an NFL football game, Sunday, Sept. 24, 2023, in East Rutherford, N.J. (AP Photo/Seth Wenig)

EAST RUTHERFORD, New Jersey — El corredor Ezekiel Elliott sabe lo que sigue y lo espera con ansias.

Fue poco después de su mejor actuación de la temporada 2023, totalizando 80 yardas en 16 acarreos en la victoria de los New England Patriots por 15-10 sobre los New York Jets el domingo, con Elliott rodeado de reporteros en el abarrotado vestuario visitante. ¿Qué piensa sobre enfrentar a tu ex equipo, los Dallas Cowboys?

«Va a ser divertido. Estoy emocionado de regresar a Dallas, un lugar donde tengo tanta historia, mi hogar durante la temporada baja”, respondió. «Será genial volver al AT&T [Stadium]».

Ezekiel Elliott, de 28 años, no ha hablado mucho sobre su salida de los Cowboys (donde jugó los primeros siete años de su carrera en la NFL) desde que firmó un contrato de un año con los Patriots a mediados de agosto. Tocó el tema el domingo, pero eligió sus palabras con cuidado.

«Definitivamente me sentí decepcionado, pero todo sucede por una razón. Dios tiene su plan para nosotros. Estoy emocionado por este próximo capítulo de mi vida. Estoy emocionado de ser un Patriot, estoy emocionado de ir a buscar un Super Bowl aquí”.

Cuando se le preguntó si esperaba jugar toda su carrera con Dallas, respondió: «Nadie quiere dejar el equipo en el que está, pero lo más importante es que estoy muy contento con el lugar donde estoy».

Los Patriots están felices de tenerlo y se apoyaron en él el domingo más que en los primeros dos juegos de la temporada, en los que tuvo un total combinado de 12 acarreos para 42 yardas, cinco recepciones para 14 yardas y un balón suelto.

Elliott es el suplente de Rhamondre Stevenson, pero eso no le impidió acarrear el balón en situaciones críticas durante la victoria del domingo.

«Estamos entendiendo un poco algunas de las cosas de él y viceversa», comentó el entrenador Bill Belichick. «Pienso que tuvo un par de carreras realmente buenas, hizo un buen trabajo, consiguió algunas yardas difíciles y su visión fue buena en un par de jugadas».

Si bien la victoria de los Patriots sobre los Jets no vino con puntos en estilo, el surgimiento de Elliott, junto con la continuidad y la mejora de la línea ofensiva que contribuyó a un ataque más equilibrado, fue una de las historias más importantes del equipo.

El coordinador ofensivo Bill O’Brien esencialmente dijo la semana pasada que los Patriots no pudieron mantener el ritmo que tuvieron durante los primeros dos juegos de la temporada, cuando el mariscal de campo Mac Jones lideró la NFL con 96 intentos de pase. Contra los Jets, los Patriots totalizaron 40 acarreos para 157 yardas (promedio de 3,9), con Jones intentando 29 pases.

Ezekiel Elliott dijo que se sentía fresco después de dos semanas porque había participado en 50 jugadas, la menor cantidad que recordaba luego de un par de partidos. Se demostró el domingo, cuando sus compañeros de equipo notaron cómo se veía diferente que en juegos anteriores.

“Cuando estás fuera del fútbol americano por tanto tiempo, se necesita un poco de tiempo para poner las piernas a tono y encontrar el ritmo. Creo que ahora está encontrando su ritmo”, consideró el profundo Jabrill Peppers. “Está corriendo fuerte, protegiendo mejor el balón. En mi opinión, tenemos a dos de los mejores de la liga, así que vamos a seguir apoyándolos”.

Elliott, de 6 pies y 228 libras, cree que la cultura y el estilo de juego de los Patriots le convienen porque gustan de desgastar a sus oponentes. Le gusta hacer dupla con Stevenson, describiéndolos a ambos «backs grandes y físicos» y señalando que «no hay ninguna caída cuando Rhamondre sale, por lo que hay una presión constante sobre la defensiva».

Ezekiel Elliott está listo para aplicar eso a su ex equipo, en el estadio con el que ganó un campeonato nacional universitario, jugando frente al «público normal» de sus padres, su novia y su abuela, entre otros.

“La veo como cualquier otra semana. Sólo otro juego”, matizó, antes de bajar la mirada brevemente y agregar: “Será divertido volver a estar frente a los fanáticos de Dallas”.

0/5 (0 Reviews)