Por: La Redacción.

Tula de Allende, Hidalgo., a 23 de enero del 2024.- En Hidalgo, la Fiscalía General de la República (FGR) ha realizado un operativo exitoso al asegurar más de una tonelada de cocaína oculta en una vivienda de Tula de Allende.

Agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y de la Fiscalía Federal, ambas dependientes de la FGR, llevaron a cabo un cateo en una residencia ubicada en la colonia El Llano, en el municipio de Tula de Allende, Hidalgo. La operación conjunta fue ejecutada con perros entrenados en la detección de estupefacientes, revelando una pared de triplay detrás de la cual se encontraba oculta la sustancia blanca.

El aseguramiento fue de aproximadamente una tonelada y 400 kilogramos de sustancia con características propias de la cocaína, distribuida en 994 paquetes. Además, durante la intervención se decomisaron seis cargadores, 55 cartuchos de distintos calibres y dos armas de fuego.

El cateo se llevó a cabo en cumplimiento de una orden judicial emitida por una jueza federal, sustentada en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, así como delitos contra la salud.

La intervención se inició a raíz de una denuncia anónima presentada al Ministerio Público Federal (MPF), alertando sobre la presencia de armas y drogas en el mencionado inmueble. La Policía Federal Ministerial (PFM) de la AIC, mediante trabajos de inteligencia, corroboró la información, lo que condujo al Ministerio Público Federal a solicitar y obtener una orden de cateo de la Jueza de Distrito Especializada en el Sistema Penal Acusatorio.

El éxito del operativo fue posible gracias a la cooperación entre distintas instancias federales, incluyendo la Agencia de Investigación Criminal y la Fiscalía Federal, que trabajaron conjuntamente para llevar a cabo el cateo en la vivienda de Tula de Allende. La detección de la droga oculta detrás de una pared falsa resalta la importancia de utilizar recursos especializados, como perros entrenados en la detección de estupefacientes, para desmantelar actividades ilícitas.

El aseguramiento de más de una tonelada de cocaína evidencia la magnitud del problema del narcotráfico en la región y la necesidad de intensificar los esfuerzos para combatir este tipo de delitos. Además de la droga, la incautación de armas y municiones sugiere la posibilidad de que la vivienda estuviera vinculada a actividades delictivas más amplias.

El papel crucial de las denuncias anónimas y el trabajo de inteligencia de la Policía Federal Ministerial subrayan la importancia de la participación ciudadana y la labor de las autoridades en la lucha contra el crimen organizado. Este tipo de acciones contribuyen a desarticular redes criminales y a mantener la seguridad en la comunidad.

La colaboración entre las distintas instituciones federales, respaldada por la orden judicial obtenida, subraya la necesidad de una respuesta integral y coordinada para abordar los desafíos relacionados con el tráfico de drogas y otros delitos conexos. El cumplimiento de la ley y la aplicación de medidas judiciales son pasos fundamentales para combatir la impunidad y fortalecer el Estado de derecho en la región.

0/5 (0 Reviews)