Por: Sandra Dueñes Monárrez.

Madera, Chih., a 31 de enero del 2024.- Luego de casi 18 días de cautiverio fue regresado sano y salvo Ramiro Cervantes, quien fuera levantado junto con integrantes de la comunidad de LeBarón el 18 de enero cuando se encontraban en el ejido de El Largo Maderal.

Ramiro Cervantes de 52 años fue reportado como desaparecido desde el 13 de enero del 2024, es decir fue levantado cinco días antes que cuatro integrantes de la comunidad de LeBarón quienes luego de una movilización mediática y la toma del Palacio de Gobierno de Chihuahua fueron liberados.

Los reportes disponibles señalan que posibles integrantes de la organización criminal del Cártel de Sinaloa  tenían a Ramiro privado de su libertad en una casa de seguridad de Sonora a la que también fueron llevados los LeBarón tras su secuestro en El Largo Maderal, Chihuahua.

De acuerdo con información proporcionada por César Jáuregui Moreno elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) que se encontraban destacamentados en la zona de la Mesa del Huracán en el municipio de Madera al realizar labores de búsqueda de Ramiro lograron ubicarlo y resguardarlo.

El jefe de grupo del Destacamento en El Largo Maderal, informó que Ramiro Cervantes Palacios ya se encuentra con su familia, en donde se realizaron las diligencias ministeriales   correspondientes, mostrando buen estado de salud física y emocional y reservándose su derecho a declarar ante el Ministerio Público.

La liberación de Ramiro Cervantes se suscitó en medio de una exigencia de la familia de la víctima quienes tuvieron que huir del municipio de Madera para refugiarse en la Embajada de México desde donde se manifestaron para exigir al gobierno mexicano su intervención.

A esta manifestación se sumaron los LeBarón, quienes a través de redes sociales y en una reunión con el del Poder Legislativo de Chihuahua solicitaron que se reconociera la situación de violencia en la zona de la Tarahumara, donde no solamente grupos criminales han desplazado a comunidades enteras, sino que, al menos 50 personas han desaparecido en el 2023 sin que se sepa de ellos.

El ejido el Largo Maderal se ha convertido en una zona de guerra entre grupos antagonistas del crimen organizado quienes se disputan las rutas de trasiego y cosecha de droga y armas, esto por la situación geográfica que ubica a este municipio intrincado entre la Sierra Tarahumara con el vecino estado de Sonora, cuyos caminos y brechas se han tornado en una de las rutas predilectas de estas organizaciones criminales.

Lo agreste del territorio, sus montañas y brachas ha dificultado la labor de las corporaciones que pese a sus esfuerzos, no han logrado erradicar la violencia que los criminales imprimen en cada poblado, quemando casas, asesinando y secuestrando a personas por lo ocurrido hace unas semanas a integrantes de la comunidad de LeBarón.

0/5 (0 Reviews)