Por: La Redacción.

Ciudad de México., a 28 de enero del 2024.- Estados Unidos tiene la intención de reinstalar armas nucleares en el Reino Unido después de 15 años, según documentos del Pentágono revelados por el Daily Telegraph. La medida responde a la creciente amenaza percibida por parte de Rusia y marcaría el retorno de bombas atómicas, con el triple de potencia de la utilizada en Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial, en la base aérea de RAF Lakenheath, en Suffolk.

Aunque Estados Unidos eliminó sus capacidades nucleares en suelo británico en 2008, considerando que la Guerra Fría había quedado atrás, los recientes cambios en el panorama geopolítico han llevado a replantear esta decisión. La OTAN ha intensificado sus advertencias sobre posibles confrontaciones con Rusia, lo que ha llevado al Pentágono a revisar su postura.

La documentación del Departamento de Defensa, obtenida por el Telegraph, detalla planes para una «misión nuclear» inminente en Lakenheath, que ya fue utilizada como lugar de almacenamiento de armas nucleares durante la Guerra Fría. El presupuesto del año pasado hacía referencia a un «repositorio de seguridad» para la base, indicando la necesidad de un lugar seguro para las bombas atómicas cuando no estén en uso.

Los documentos también revelan que el Pentágono ha ordenado nuevo equipamiento para la base, incluyendo escudos balísticos para protegerla de posibles ataques a «activos de gran valor». Además, se espera que la construcción de una nueva residencia para las tropas estadounidenses, que operan bajo las normativas británicas, comience el próximo mes de junio.

Este giro estratégico de Estados Unidos refleja la creciente preocupación ante la amenaza que representa Rusia, marcando un retorno a la presencia nuclear en el Reino Unido después de un período de 15 años. La base aérea de RAF Lakenheath, ubicada en Suffolk, se convertirá nuevamente en un punto crucial para la planificación de una «misión nuclear» inminente, según los documentos del Pentágono.

La decisión de reactivar la presencia de armas nucleares en suelo británico se produce en un contexto en el que la OTAN ha intensificado sus advertencias sobre posibles conflictos con Rusia en el futuro. La triple potencia de las bombas nucleares planificadas para ser almacenadas en la base de Lakenheath subraya la gravedad de las preocupaciones de seguridad.

El Pentágono ha tomado medidas adicionales para fortalecer la infraestructura de la base, incluyendo la instalación de escudos balísticos destinados a protegerla contra posibles ataques dirigidos a «activos de gran valor». Este refuerzo de la seguridad refleja la seriedad con la que se aborda la nueva misión nuclear.

Además, la construcción de una nueva residencia para las tropas estadounidenses, que operan bajo las normativas británicas, está programada para comenzar el próximo mes de junio. Esta medida destaca el compromiso de Estados Unidos con la presencia militar en la región, en consonancia con las preocupaciones de seguridad actuales.

El retorno de armas nucleares a territorio británico representa un cambio significativo en la postura estratégica de Estados Unidos, marcando un capítulo nuevo y crítico en las relaciones internacionales y la seguridad global.

0/5 (0 Reviews)