A ocho meses del fin de su gobierno, Andrés Manuel López Obrador presentó una última batería de reformas constitucionales, una veintena de propuestas que serán discutidas en el Congreso y que aseguró, están encaminadas a modificar “artículos antipopulares” introducidos durante “el periodo neoliberal” de las últimas cuatro décadas. El paquete incluye revertir el sistema de pensiones basado en las Afores, una reforma electoral destinada a reducir gastos de campañas y partidos políticos, y la reducción de los diputados y senadores en el Congreso, entre otros.

Las reformas constitucionales de López Obrador, punto por punto

1. Reconocer a los pueblos indígenas y afromexicanos como sujetos de derecho público. López Obrador hizo énfasis en darles atención preferente por “ser los habitantes más antiguos y sin embargo los más olvidados de México”. “Se les consultará sobre obras y proyectos, y se les dotará de personalidad jurídica para recibir recursos del presupuesto”, explicó.

2. Derecho a pensión a adultos mayores a partir de los 65 años y aumentar el monto cada año; además de un apoyo universal para las personas con discapacidad.

3. Becas a estudiantes de familias pobres en todos los niveles de escolaridad.

4. Atención médica universal gratuita.

5. Que los trabajadores y familias puedan ser dueños de sus viviendas.

6. Prohibir el maltrato animal.

7. No otorgar concesiones para minería a cielo abierto y prohibir el fracking para la extracción de hidrocarburos.

8. Hacer respetar las zonas con escasez de agua y solo autorizar en ellas concesiones para uso doméstico.

9. Prohibir el comercio de vapeadores y de drogas químicas como el fentanilo. El presidente también propuso “penalizar con severidad el delito de extorsión de la delincuencia organizada” y “el delito fiscal ejercido por la delincuencia de cuello blanco mediante factureras”.

10. No permitir que el aumento al salario mínimo sea menor a la inflación anual.

11. El salario mínimo para maestros de educación básica de tiempo completo, de policías, guardias nacionales, soldados, marinos, médicos y enfermeras no será menor a lo que perciben los trabajadores afiliados al seguro social.

12. Revertir las reformas de pensiones, tanto la de 1997 como la de 2007. El presidente aseguró que “afectan injustamente a trabajadores del seguro social y del ISSSTE pues les impiden jubilarse con el 100% de su salario”. López Obrador propuso la creación de un fondo semilla que se irá incrementando, al tiempo que se utilizará para compensar a los trabajadores afectados por la legislación actual que data de 1997 y la reforma de una década más tarde, a las que llamó “reformas antilaborales del periodo neoliberal”.

13. Garantizar a los mexicanos el derecho a la educación y al trabajo. El presidente propuso un esquema de contratación para los jóvenes cuando no estén trabajando ni estudiando, que consiste en el equivalente a un salario mínimo durante un año, mientras terminan su formación vinculada con el actual programa de Jóvenes Construyendo el Futuro.

14. Mejorar las condiciones de los campesinos a través de “un jornal justo y permanente”, como una extensión del programa Sembrando Vida. López Obrador repitió una máxima de su Gobierno a propósito de la cuestión agraria: “que coman los que nos dan de comer”.

15. Utilizar para trenes de pasajeros los 18.000 kilómetros de vías férreas concesionados y destinados al transporte de carga. El Estado también estará obligado a garantizar el derecho a los servicios de internet, ya sea con una empresa pública o concesiones a particulares. El presidente también propuso devolver a la CFE su carácter de “empresa pública estratégica, en beneficio de los consumidores domésticos y del interés nacional”.

16. Una nueva iniciativa de reforma electoral, que contempla la reducción de los gastos destinados a campañas y partidos políticos, además de disminuir el número de regidores en ayuntamientos. La reforma también contempla eliminar las candidaturas plurinominales y sobre todo, reducir el Congreso de 500 a 300 diputados y de 128 a 64 senadores. Además, el presidente propuso que tanto los consejeros como los magistrados de los organismos electorales sean electos por el voto directo de la ciudadanía y reducir del 40% al 30% el número de participantes en consultas populares para hacerlas válidas y vinculatorias, una propuesta que también aplica para la revocación de mandato.

17. Los jueces, magistrados y ministros del Poder Judicial, en vez de ser propuestos por el Ejecutivo y nombrados por legisladores, serán electos de manera directa por el pueblo.

18. Traspasar la Guardia Nacional a Sedena como un mecanismo para, aseguró, “evitar que [la Guardia Nacional] se corrompa como la antigua Policía Federal”.

19. Convertir en política de Estado la austeridad republicana. López Obrador llamó a volver a redactar “con mayor claridad y contundencia” el artículo 127 constitucional, con el principio de que ningún servidor público de los tres poderes pueda ganar más que lo que percibe legalmente el presidente de la República.

20. Eliminar todas las dependencias y organismos onerosos y elitistas “supuestamente autónomos”.

5/5 (1 Review)