El presidente adelanta que la desaparición de estas instituciones formará parte del paquete de reformas que presentará a principios de febrero
El presidente adelanta que la desaparición de estas instituciones formará parte del paquete de reformas que presentará a principios de febrero

Por: La Redacción.

Ciudad de México., a 19 de enero del 2024.- El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció en su conferencia matutina de este jueves la intención de desaparecer todos los órganos autónomos de la Administración Pública Federal, considerándolos como legado del «periodo neoliberal». Esta propuesta formará parte del paquete de reformas constitucionales que presentará el próximo 5 de febrero, destacando su carácter faccioso, oneroso y antipopular.

López Obrador ha cuestionado repetidamente a organismos autónomos como el Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Los ha acusado de proteger intereses privados y de constituir «subgobiernos» que blindan a grupos de poder, desatando polémica y debates sobre tintes autoritarios y retroceso democrático.

La propuesta de desaparición de los órganos autónomos ha generado controversia y se enfrentará a la oposición en el Congreso, donde se requiere una mayoría calificada de dos tercios para su aprobación. El Partido Acción Nacional y el Partido Revolucionario Institucional ya han anunciado su oposición a las iniciativas de López Obrador. El presidente busca utilizar los recursos destinados a estos organismos para financiar un nuevo sistema de pensiones, una de las prioridades legislativas que presentará en el próximo periodo ordinario de sesiones.

Además de la desaparición de órganos autónomos, el paquete legislativo de López Obrador incluirá propuestas como la reforma al Poder Judicial, con el objetivo de elegir jueces y ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por voto popular. Estas reformas agitarán el tablero político y se presentarán a tan solo cuatro meses de las próximas elecciones presidenciales del 2 de junio, marcando el inicio de un periodo legislativo trascendental en México.

La propuesta de López Obrador ha suscitado diversas críticas y respuestas en el ámbito político. Mientras algunos argumentan que los organismos autónomos representan una burocracia costosa y con escaso impacto ciudadano, otros acusan al presidente de tintes autoritarios y señalan un posible retroceso democrático. El titular del INAI, Adrián Alcalá, ha expresado que el presidente parte de «premisas falsas» y espera que las voces de los principales involucrados sean escuchadas en el debate legislativo.

Aunque el presidente ha expresado su intención de utilizar los recursos destinados a estos organismos para financiar un nuevo sistema de pensiones, no ha proporcionado detalles sobre qué entidades asumirán las tareas que actualmente realizan los órganos autónomos. Esto genera incertidumbre sobre el futuro de funciones clave como la organización de elecciones independientes, la vigilancia de la rendición de cuentas del Gobierno y la regulación de sectores económicos estratégicos.

La propuesta de desaparición de los órganos autónomos requerirá una mayoría calificada en ambas Cámaras del Congreso, y la oposición, encabezada por el Partido Acción Nacional y el Partido Revolucionario Institucional, ha anunciado su firme oposición. La polémica en torno a la iniciativa podría intensificarse en las próximas semanas, ya que se anticipa un debate legislativo crucial que definirá el rumbo de las instituciones autónomas en México.

El paquete legislativo de López Obrador, que aborda no solo la desaparición de organismos autónomos, sino también la reforma al Poder Judicial, promete transformar el panorama político y colarse de manera decisiva en la contienda electoral. A solo cuatro meses de las próximas elecciones presidenciales, estas propuestas marcarán la agenda legislativa y contribuirán a la polarización del escenario político en México. La sociedad observa atenta cómo se desarrollará este capítulo legislativo y cuál será el impacto final en la democracia del país.

5/5 (1 Review)