Por: La Redacción.

Ciudad de México., a 13 de enero del 2024.- Durante años vivió una vida de lujos, obtenida por una carrera criminal que parecía no tener fin, colaboró con los cárteles más importantes de México, hasta que todo terminó para Raúl Flores Hernández, alias “El Tío”, quien fue socio de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Este hombre no solo colaboró con el Cártel de Sinaloa para traficar grandes cantidades de drogas desde México hasta EE.UU, también lo hizo con los Beltrán Leyva y con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), con ello, según la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), generó una gran riqueza.

Decidió invertir parte de las enormes ganancias ilícitas en bienes raíces, adquiriendo varias propiedades principalmente en Guadalajara, Jalisco. Además tenía varios negocios, algunos de los cuales le permitían continuar con sus actividades ilícitas, de acuerdo a los datos dados a conocer por el Departamento del Tesoro.

Fue su fachada de empresario la que le permitió abrirse puertas en distintos sectores de la sociedad, llegando incluso al mundo deportivo, donde fue fundador del equipo de futbol soccer Club Deportivo Morumbi A.C., y en su blog se lee que “El Tío” contribuyó a la creación de equipos de futbol infantiles y juveniles.

El modus operandi

De acuerdo con el portal mexicano Vanguardia, desde 1980 hasta 2017, Flores Hernández dirigió una organización con sede en Jalisco, que se dedicaba al tráfico de cocaína desde Colombia, Perú y Bolivia a puertos en México para su posterior envío a Estados Unidos.

Uno de los métodos que ocupó fue el uso de tanques de petróleo para contrabandear más de dos toneladas de droga a México semanalmente, de las cuales al menos una estaba destinada al mercado estadounidense. También envió miles de dólares a Colombia para comprar cocaína.

“El Tío” aprovechó sus conexiones comerciales para coordinar el transporte de cantidades sustanciales de cocaína a México, para desde ahí transportarla por tierra hacia Estados Unidos.

El fiscal general Merrick B. Garland señaló la gravedad delictiva de los actos cometidos por Flores Hernández, ya que se le calificó como responsable de un ciclo de violencia y devastación vinculado al narcotráfico.

Recientemente “El Tío”recibió una sentencia de 21 años y 10 meses de prisión, además se le impuso una multa de 280 millones de dólares por su papel en una conspiración internacional para transportar decenas de miles de kilogramos de cocaína a Estados Unidos.

“El Departamento de Justicia lo ha considerado responsable de sus crímenes y ha sido sentenciado a más de 20 años de prisión. Cualquiera que se beneficie de la violencia y la devastación del tráfico ilegal de drogas a expensas del pueblo estadounidense debe estar preparado para enfrentar toda la fuerza”, se lee en un comunicado.

0/5 (0 Reviews)