ARLINGTON — Los Dallas Cowboys y Las Vegas Raiders tienen apenas una victoria entre ellos en noviembre, y una oportunidad más para hacer algo al respecto antes de la recta final hacia los playoffs conocida como diciembre.

Las Vegas y Dallas, dos de los equipos más candentes en el inicio de temporada, intentan recuperar el ritmo para cerrar la campaña regular de manera fuerte

Coincidentemente, juegan uno contra el otro en el Día de Acción de Gracias.

Así que, olvídense de que el receptor abierto de Dallas, Amari Cooper, enfrente a su ex equipo por primera ocasión este jueves; una prueba positiva por COVID-19 y su status de vacunación se encargaron de ello. Y el head coach interino Rich Bisaccia probablemente no pasará mucho tiempo pensando en su regreso al lugar que dejó para unirse a los Raiders hace tres años.

Los Cowboys (7-3), líderes de la NFC Este, desean recuperarse en casa después de una pobre actuación ofensiva, justo como hicieron hace semana y media en contra de los Atlanta Falcons. Los Raiders (5-5) necesitan poner fin a una racha de tres derrotas consecutivas que les costó el primer lugar en la AFC Oeste.

“No conozco la palabra adecuada para ello, pero definitivamente hay una sensación de, ‘Es suficiente, debemos ganar’”, explicó el quarterback de Las Vegas, Derek Carr. “Es un juego enorme porque es el juego que sigue. Pero vaya oportunidad para que nosotros retomemos el camino en un ambiente hostil en contra de un muy buen equipo de fútbol americano”.

Dallas se rezagó por 30 ante los desfavorecidos por doble dígito Denver Broncos en una derrota por 30-16 antes de apalear a los Falcons por 43-3. Ahora, los Cowboys vienen de un tropiezo por 19-9 ante los Kansas City Chiefs en que la ofensiva N° 1 de la NFL, con actuaciones decepcionantes del quarterback Dak Prescott y el juego terrestre, no anotó touchdown.

El esperado retorno del tackle izquierdo Tyron Smith, quien se perdió tres encuentros por una lesión en el tobillo, podría ser el impulso que requieren los Cowboys.

“Mientras nos dirigimos a la parte final de la campaña, debemos empezar a echar a andar de nuevo las cosas”, ofreció el corredor Ezekiel Elliott, quien recibió otro golpe ente los Chiefs a una rodilla derecha que le ha estado molestando por semanas. “Es tiempo de empezar a disparar todos los cilindros”.

 

 

 

5/5 (2 Reviews)