Por: La Redacción.

Ciudad de México., a 19 de junio del 2023.- Para recordar a los sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, asesinados el 20 de junio de 2022 en el templo de Cerocahui, en la sierra Tarahumara del estado de Chihuahua, este domingo el obispo de Ciudad Juárez, José Guadalupe Torres Campos, ofició una misa en su honor en la catedral de Nuestra Señora de Guadalupe. La ceremonia se repitió en cada iglesia y capilla de la ciudad, al igual que en algunos estados del país.

En la Basílica de Guadalupe, el cardenal Carlos Aguiar, acompañado de sacerdotes jesuitas, celebró ayer una misa especial; el prelado hizo un llamado a la reconciliación.

En las iglesias también se celebró una misa especial por todas las víctimas de la violencia en el país y se pidió por todas las personas desaparecidas. Ante el llamado de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), feligreses llevaron fotografías de sus familiares a la celebración.

Durante la homilía, Aguiar dijo que “es necesario iniciar por la propia casa y sociedad, para pasar a la relación ciudadana, con un ambiente político donde se escuchen todas las propuestas y se decidan las mejores políticas públicas que propicien relaciones respetuosas entre los ciudadanos”. En este día “encomendamos a Dios a migrantes, desaparecidos, familias y familiares de los fallecidos a causa de la violencia”.

Por su parte, el obispo Torres Campos también pidió a los asistentes llevar fotografías de familiares o seres queridos que han sufrido a causa de actos criminales, para rezar y pedir justicia por ellos. Informó que el martes a las 15 horas van a repicar por un minuto las campanas de todos los templos y capillas, como un clamor de justicia.

Solicitó aprovechar esos segundos para recordar y orar por todos aquellos que de manera injusta y violenta han perdido la vida o cuyo paradero es desconocido.

La misma petición la hizo Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey, Nuevo León, a los curas de todas las iglesias del país.

En Morelos, Tomás Toral, vicario de la diócesis, solicitó durante la misa especial que se comprometan a construir la paz, pues “estas muertes violentas nos sacuden profundamente y convocan a exigir justicia para tantas víctimas de la violencia en México”.
El colectivo Regresando a Casa Morelos acudió a la eucaristía con las fotografías de sus familiares ausentes y demandaron que los localicen vivos o muertos.

Los clérigos Campos y Mora fueron asesinados por José Noriel Portillo Gil, El Chueco, luego de que trataron de rescatar al guía de turistas Pedro Palma, quien quiso resguardarse dentro de la parroquia de Cerocahui; sin embargo, también fue ejecutado.

“La sociedad está flagelada por la violencia, la impunidad y la ilegalidad, por eso se debe comenzar a construir la paz social”, exhortaron el arzobispo de León, Alfonso Cortés Contreras, y los obispos de Irapuato, Enrique Díaz Díaz; de Celaya, Alejandro Aguilar Ledezma, y Querétaro, Fidencio López Plaza, integrantes de la Provincia Eclesiástica del Bajío, en un video difundido en redes sociales.

La Arquidiócesis de Acapulco, Guerrero, y la Diócesis de Antequera de Oaxaca dedicaron las celebraciones del domingo a orar por los desaparecidos y las familias de víctimas de la violencia, en el contexto de las jornadas nacionales de oración por la paz.

Información de: Rubén Villalpando, Raúl Robledo, Rubicela Morelos, Héctor Briseño, Jorge A. Pérez y Carlos García, corresponsales de La Jornada.

0/5 (0 Reviews)