david soul
david soul

Adiós al icónico detective rubio: David Soul, el actor reconocido por su papel protagónico en la aclamada serie televisiva de los setenta, ‘Starsky y Hutch’, falleció el jueves 4 de enero, según lo confirmó su esposa, Helen Snell, en un emotivo comunicado emitido el viernes y publicado en X. A los 80 años, Soul dejó un legado imborrable.

A lo largo de casi un centenar de episodios entre 1975 y 1979, Soul, oriundo de Chicago, personificó al detective Hutch, inseparable de su compañero Dave Starsky, encarnado por el actor Paul Michael Glaser. Juntos, surcaban en su Ford Gran Torino rojo en pos de criminales, convirtiendo este vehículo en un personaje más de cada trama. El rol de Hutch fue el pináculo de su carrera, catapultándolo a la fama mundial durante la explosión de las series televisivas, donde su rostro se convirtió en sinónimo de reconocimiento en decenas de países. En España, la dupla policial fue tan popular que alcanzaron nominaciones a los codiciados premios TP de Oro.

El personaje de Hutch se convirtió en un compañero de por vida para Soul. Tanto es así que en 2004, con el lanzamiento de la adaptación cinematográfica de la serie protagonizada por Ben Stiller y Owen Wilson, tanto él como Glaser tuvieron apariciones breves que deleitaron a los fanáticos. Mantuvieron una estrecha relación a lo largo de los años. ‘Paul es y será siempre mi mejor amigo, mi hermano’, expresó Soul en X el pasado noviembre.

La carrera de Soul despegó en los años sesenta con participaciones en series como ‘Flipper’ y ‘Star Trek’, aunque el verdadero reconocimiento llegó con ‘Here Comes the Bride’ (1968-1970), una serie ambientada en la Guerra Civil estadounidense que lo colocó en la escena audiovisual de su país. Pero fue a través de los 92 episodios de ‘Starsky y Hutch’ que se elevó a la cúspide del estrellato. Posteriormente, asumió roles secundarios en otras producciones, como ‘La rosa amarilla’ en los ochenta o ‘Se ha escrito un crimen’ en los noventa, y participó en películas como ‘Johnny cogió su fusil’ en 1971 o la adaptación de Agatha Christie, ‘Cita con la muerte’, en 1988. Sin embargo, el papel de Hutch perduró como un elemento constante en su vida artística, con sus últimas apariciones hace más de 10 años.

Pero el camino de Soul distaba mucho de la actuación en sus inicios. Nacido como David Solberg en 1943, su sueño inicial fue el béisbol, con una oferta de los White Sox de Chicago para un contrato juvenil. Sin embargo, optó por estudiar diplomacia, siguiendo los pasos de su padre, profesor de Historia y Ciencias Políticas. La familia vivió en Berlín desde 1949, donde su padre fungía como consejero de asuntos religiosos para EE. UU., además de ser sacerdote luterano y parte de una importante organización de ayuda a refugiados. Regresaron a Dakota del Sur después de siete años, donde Soul se involucró en campañas políticas que apoyaron la elección de John F. Kennedy como presidente. Luego, se mudaron a México, donde aprendió a tocar la guitarra y se sumó a grupos políticos antiestadounidenses.

De regreso en EE. UU., Soul incursionó en castings musicales, donde su imagen alta, rubia y de ojos azules interpretando canciones en español lo destacó. Continuó su carrera en teatros en Mineápolis y más tarde en Nueva York, firmando con una agencia de talentos. Durante años, combinó su faceta como músico (inicialmente actuando con máscaras) con la de actor. Finalmente, se consagró en series, pilotos y películas, desarrollando su talento interpretativo. Siempre expresó un gran orgullo por su trabajo en ‘Starsky y Hutch’, una experiencia que lo marcó profundamente. Además, grabó cinco discos y sus canciones de los setenta, ‘Don’t Give Up On Us’ (1976) y ‘Silver Lady’ (1977), fueron un éxito que lo llevó a giras mundiales e incluso a actuar en el Jubileo de Platino de Isabel II en Londres en 1977. Hace años que fijó su residencia en la capital británica.

‘Compartió muchos de sus talentos como actor, cantante, narrador, artista creativo y amigo querido’, reza el comunicado de su familia. Estuvo casado con Helen Snell durante 13 años y aunque no tuvieron hijos juntos, él tuvo seis de matrimonios anteriores. ‘Su sonrisa, su risa y su pasión por la vida serán recordadas por las numerosas vidas que tocó’. La familia no ha especificado la causa de su fallecimiento.»

0/5 (0 Reviews)