El gobierno de Estados Unidos expresó su preocupación porque carteles mexicanos utilizan drones modificados en la frontera.

WASHINGTON, D.C.- Un informe del Senado de Estados Unidos reveló que cárteles mexicanos han intensificado el uso de drones modificados en la frontera con el país estadounidense. Según el informe estas organizaciones criminales utilizan estos sistemas aéreos no tripulados para llevar a cabo actividades que van desde asesinatos selectivos hasta el transporte de explosivos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) identifica el uso de drones avanzados por parte de los cárteles, equipados con funciones como la producción de imágenes térmicas y la capacidad de transportar cargas más pesadas, incluyendo sustancias explosivas y narcóticos. Esta tendencia se ha convertido en una amenaza prioritaria para Estados Unidos en el año 2024, según el DHS.

Las autoridades señalan que los cárteles mexicanos están empleando estas aeronaves no tripuladas como estrategia, utilizándolas para cometer delitos y monitorear las actividades de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (CBP), evitando la detección.

Otros informes recientes indican que al menos 260 incidentes han involucrado a cárteles utilizando drones para transportar y desplegar explosivos. En agosto, CBS News informó que estas organizaciones criminales han utilizado drones para llevar a cabo ataques mortales, utilizando explosivos como el C-4.

La agente jefa de la CBP, Gloria Chávez, ha revelado cifras impactantes, con más de 10 mil incursiones de drones y 25 mil detecciones en un solo año, solo en la región del Valle del Río Grande. Estos datos ilustran la magnitud del desafío que enfrentan las autoridades fronterizas.

El legislador Chuck Grassley, miembro del Partido Republicano, es el responsable de este informe, destacando la crisis de seguridad nacional que enfrenta la frontera. Grassley enfatiza que la presencia de «inmigrantes ilegales» armados y miembros de cárteles representa una amenaza seria para las fuerzas del orden, los ciudadanos estadounidenses y la seguridad nacional.

Grassley menciona casos recientes, como la detención de cinco presuntos miembros del Cártel del Noreste en Texas, que cruzaron ilegalmente con armamento táctico. Además, destaca la entrada de dos individuos armados con rifles y chalecos antibalas que lograron evadir la captura inicial, subrayando la gravedad de la situación.

El senador advierte que la crisis en la frontera podría facilitar la entrada de combatientes de grupos terroristas como Hamás o Hezbolá a través de México, planteando un riesgo adicional para la seguridad de Estados Unidos. Las autoridades están tomando medidas urgentes para abordar esta nueva y creciente amenaza en la frontera sur del país.

0/5 (0 Reviews)